Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz. Leonardo Da Vinci (1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.

Periódico ABC

Última Hora
  1. «Renovamos nuestra imagen, nuestro lenguaje». La Orquesta Sinfónica de Euskadi ha prescindido totalmente del castellano en su nueva y «única» marca, Euskadiko Orkestra, que desde esta semana sustituye al resto de denominaciones con las que se la conocía. La entidad, dependiente del Departamento autonómico de Cultura, sí ha mantenido como subtítulo el nombre en inglés para «seguir desarrollando la proyección internacional». La nueva marca de la Orquesta Sinfónica de Euskadi - Euskadiko Orkestra La que es el «alma mater» de las orquestas sinfónicas tanto en el País Vasco como en el conjunto de España anunció esta semana un lavado de cara que, según apuntó la dirección, es resultado de un «ejercicio de reflexión y diálogo». «Todo este proceso se ha llevado a cabo con el objetivo de considerar cómo conectar más con las personas y cómo generar un mayor impacto en su papel de agente social y cultural», señaló en un comunicado. La hasta Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE) ya no lo será más, pues la marca que se exhibirá al mundo será la de Euskadiko Orkestra. Esta sustituirá en adelante a todas las demás denominaciones y siglas (EO, OSE, EOS, etc.). Alega la entidad que estos nombres se estaban utilizando «de forma desigual», lo que no contribuía a «fortalecer el reconocimiento de su marca».<iframe width="510" height="286" src="https://www.youtube.com/embed/sasxpXL-0yA" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe> «Esta denominación es fiel reflejo de su identidad y esencia inalterables: tradición y futuro, elegancia y contemporaneidad, arte y carácter, unidad y progreso», sentencia la orquesta donostiarra, que sin embargo mantendrá la denominación «Basque National Orchestra» para desarrollar su «proyección internacional». EFE Nueva temporada con restricciones La Sinfónica vasca inicará el 25 de septiembre en Vitoria su temporada 2020-2021 con medidas de adaptación al «escenario Covid-19». Se reducirá el aforo y también el número de músicos, aunque esta situación podría variar en función del avance de la crisis sanitaria. Schubert, Schumann, Wagner, Mahler, Bartok y Rachmaninoff son los compositores que sobresaldrán en esta nueva campaña que fue presentada en rueda de prensa su director artístico, Robert Treviño, su director general, Oriol Roch, y el consejero vasco de Cultura, Bingen Zupiria. Treviño, que aborda su cuarta campaña como titular, dirigirá cinco de los diez programas previstos, y llevará a la orquesta de gira en 2021, esta vez a las ciudades italianas de Udine, Bérgamo y Brescia, y Zagreb.
  2. Madrid, noche de invierno del año 1866. Manuel Fernández y González caminaba a paso rápido por la Ronda de Atocha embozado en su elegante capa. El ambiente estaba anegado en una bruma que lo cegaba todo, permitiendo tan sólo el reflejo difuso de la luna. Manuel apretó la marcha, hasta que al pasar junto al cementerio de San Nicolás ocurrió algo que iba a cambiarle la vida. De repente, de las entrañas de la noche salió un misterioso hombre, alto y delgado, vestido de frac y chistera, cuya palidez en el rostro recordaba más el mundo de los muertos que el de los vivos. Manuel creyó que se trataba de un asaltante y retrocedió asustado. - Soy el Barón del Destierro -se presentó el individuo, con voz de caverna-. No temas, no te haré daño. - ¿El Barón del Destierro? -preguntó incrédulo Manuel. - Sé lo que debes de estar pensando. Sí… soy el diablo expulsado del paraíso. - ¿Qué quiere usted de mí? - De ti, nada. Vengo yo a ofrecerte lo que podría convertirte en un hombre muy rico. ¿Eres escritor, no? - Lo soy. Lo poco que desvelaba el extraño hombre ya le empezaba a sonar bien. En aquella época, Fernández y González, aunque ya había cosechado cierto éxito, cobraba poco por sus entregas diarias del folletín de turno al periódico La Discusión. - ¿Y qué debo hacer para conseguirlo? -preguntó intrigado y no sin cierta ansiedad. Ilustración de NietoEntonces echaron a andar ronda abajo mientras el desconocido le explicaba que debía escribir una novela en la que él fuera el protagonista y que de esa manera conseguiría hacerse rico. Y comenzó a contarle su historia antes de que su figura se desvaneciera sin que el autor pudiera evitarlo; le quedaban tantas preguntas en el aire… Vender el alma al diablo «Luisa o el ángel de redención», novela basada en la historia del Barón del Destierro, se publicó por capítulos en La Discusión y fue un éxito sin precedentes. 200.000 ejemplares llegaron a venderse. Manuel ganó más dinero que nunca gracias al Príncipe de las Tinieblas. Su vida cambió pero también su carácter, que se tornó soberbio e insoportable. «Su vanidad era tan grande como su talento», podría leerse años más tarde en un artículo de ABC dedicado a «Muertos ilustres contemporáneos» (2 de junio de 1929). «Ahhh, si hubiera tenido todo esto cuando me escapé a París con ella…», le comentó en cierta ocasión al joven taquígrafo Tomás Luceño mientras saboreaba un puro de los buenos. Se refería a cuando se escapó a París acompañado de una hermosa mujer, una estanquera, sobreviviendo a duras penas gracias a traducciones y a algunas entregas de folletines para periódicos locales. Era amigo de Alejandro Dumas, padre; sentían mutua admiración. Dumas dijo de él: «Yo trabajo como los orfebres, lenta y minuciosamente; usted, como los gigantes, que erigen torres amontonando pedazos de sierras». Pero cuando se acabaron los reales ella lo abandonó. «Las mujeres siempre lo quieren a uno por el interés», repetiría como una letanía el resto de su vida. Luceño era uno de los muchos taquígrafos que Manuel tenía en el taller montado en su casa para dar abasto a tanta novela. Llegó a darse el caso de dictar cuatro a la vez, «La esposa mártir», «Los hijos perdidos», «Diego Corrientes», y una cuarta que ni el propio Luceño recordaría nunca. Aquello era una locura. El famoso autor cobraba por cuartillas entregadas, de modo que estiraba las historias casi hasta el infinito. - Puntos y aparte, Luceño, puntos y aparte tras cada frase. ¡Ah!, y las frases, cortas. Confundía una trama con otra pero para no perder tiempo rehaciendo lo dictado lo dejaba en la obra equivocada adaptando lo necesario para que encajara. Escribía para «La esposa mártir» lo que tenía previsto para «Los hijos perdidos», por ejemplo. Hasta los personajes se le olvidaban, de tantos como tenía a la vez en su cabeza. A una tal doña Andrea la describió como «prototipo de la seriedad y del buen juicio» tres capítulos después de haberla vuelto loca de ira y de celos tras haber mantenido una entrevista con la amante de su esposo. En fin… Así algo tenía que salir mal. Un gran mentiroso Fernández y González vivía en un buen piso en el barrio de Argüelles, en el que tenía quince o veinte perros y en el que trabajaban sus dos o tres secretarios al mismo tiempo. Se levantaba muy tarde. Vivía como un rey pero también como un pordiosero. En su entorno doméstico y en su persona coexistían una extraña mezcla de lujo y falta de limpieza, de fastuosidad y desorden… Gastaba en champán más dinero del que tenía. En la vivienda apenas si había muebles y el casero lo denunciaba continuamente por impago. Se hizo tan popular como antipático para el público. Paseaba por Madrid en un fastuoso coche de caballos de su propiedad, en cuya portezuela había hecho grabar sus iniciales, M.F.G. Las malas lenguas lo interpretaron como «Mentiras Fabrico Grandes» debido a su afición a la desmesura y a adornar su existencia más de la cuenta. Pero los años pasan y no perdonan los errores. A los sesenta, Manuel recalaba por las tardes en el Ateneo, fumando un puro barato y tosiendo. Solía quedar con su fiel amigo Eusebio Blasco, compañero de correrías en el pasado y también escritor y periodista. Pedía que le sirvieran una copa de agua y un vaso de aguardiente, porque en el vaso cabía más alcohol. El camarero ya lo conocía. Por entonces, Manuel se había convertido en un viejo mal encarado y una ruina humana poco aseada. Contaba una mentira tras otra. - Rozaste la mayor gloria, Manuel -le recuerda Eusebio. - ¿Y de qué sirve la gloria, amigo, si el mundo te desprecia? - No digas eso, hombre, si hasta la mismísima reina doña Isabel II enviaba cada día a un criado por la tarde para recoger calentita la entrega del día siguiente y leerla antes que nadie. - Yo estudié en Granada Filosofía y Letras, y Derecho. ¿Era necesario tanta carrera para acabar escribiendo estas novelas? No veo la gloria por ningún sitio, Eusebio, por mucha reina que me leyera. - ¡Y quién te iba a decir que aquel niñato imberbe de Vicente Blasco Ibáñez, al que tuviste trascribiendo tus novelas a destajo en tu taller, llegaría tan alto! - Pues caerá -replica amargamente Manuel arrastrando torpemente las palabras-. Cuando se llegaa… tan altoo…, la caída es… es máss do…lorosa. Mírame a… mí. - No tiene por qué ser así. En tu caso es que no supiste gestionar tu éxito ni tu fortuna. Anda, vamos, que ya ni se te entiende lo que dices. Y siempre lo mismo. Eusebio lo acompañaba hasta su casa y lo dejaba en la puerta completamente borracho y sin un real en el bolsillo de los muchos que había cobrado por la mañana de su editor. Un desastre sin solución. Y sin remedio, como la muerte; la peor, aquella que llega en la más terrible de la soledad, sobre todo después de haber conocido la fama y de la adulación. En un juego del destino, nació y murió en el mismo día del calendario: 6 de diciembre. El periodista y dramaturgo Marcos Zapata le dedicó el siguiente epitafio: «En esta fosa cristiana, reposa el mayor portento, de inspiración, de talento, y de vanidad humana». La vanidad que se desvaneció al escapársele la vida solo, en una oscura y triste buhardilla digna de ser tan olvidada como la llama de su gloria. Exposición del cadáver de Manuel Fernández y González, y cortejo fúnebre, en el Ateneo de Madrid, según «La Ilustración Española y Americana»Gloria y ocaso de un autor de exilio Poeta, autor teatral y novelista, el prolífico escritor sevillano Manuel Fernández y González es un nombre atípico en esta sección de Vidas de ABC al no ser coetáneo con el periódico. Murió quince años antes de su fundación. Ha sido incluido por el éxito que tuvo la publicación de una de sus obras más famosas. Escribió más de doscientas novelas (hay quien afirma que trescientas), folletines históricos en su mayoría que lo convirtieron en el máximo exponente del género en su época, el Romanticismo. El doncel de Don Pedro de Castilla, Los hermanos Plantagenet, La mancha de sangre, El bufón del rey, El martirio del alma o Los siete niños de Écija, son algunos títulos. Con sólo doce años componía romances; a los catorce publicó su primer poemario y estando de guarnición en Motril, su primera obra dramática: El bastardo y el Rey. Se licenció como sargento primero y con la dignidad de Caballero de la Orden militar de San Fernando. Le perdió la ambición de escribir para ganar dinero, lo que hizo que pasara a la Historia más por la cantidad que por la calidad de sus obras, que en su última etapa adolecían de terribles anacronismos históricos e incluso de errores gramaticales y sintácticos. De vida desordenada y siempre por encima de sus posibilidades, pudo haber sido millonario pero acabó arruinado a pesar de lo mucho que cobraba por sus entregas folletinescas. Murió en la miseria, en Madrid, en una diminuta buhardilla de la calle del Amor de Dios, el mismo día en el que cumplía 67 años. Su entierro fue sufragado por los socios del Ateneo de Madrid. El pastelero de Madrigal El folletín «El pastelero de Madrigal» (1862) fue publicado en ABC, por entregas diarias, según el formato original, entre el 7 de julio de 1929 y el 8 de mayo de 1930. Cosechó un enorme éxito sin importar que su autor hubiera fallecido hacía cuarenta y un años. Respondía al patrón de la mayoría de sus obras: amenas, entretenidas y con una trama histórica e intrépida que no daba tregua al lector. Narraba el famoso caso de suplantación de personalidad ocurrido en Madrigal de las Altas Torres, Ávila, en el siglo XVI, del pastelero Gabriel Espinosa que podría ser, en realidad, el rey don Sebastián de Portugal, oficialmente muerto, pero que sin embargo estaba preparándose para reconquistar su trono arrebatado por Felipe II. Un caso documentado en el Archivo General de Simancas.
  3. Dar con los restos de Hugh O’Donnell, el histórico líder irlandés que encabezó la rebelión de Irlanda contra el gobierno de Isabel I a mediados del siglo XVI . Ese ha sido el empeño que ha convertido una céntrica calle vallisoletana en un improvisado yacimiento arqueológico durante las tres últimas semanas. Acabada la excavación el pasado miércoles, los trabajos continuarán en las próximas semanas en el laboratorio, donde se hará un análisis antropológico de los huesos encontrados con el fin de documentarlos. Todo comenzó hace un año de modo casual. Recuerda el arquitecto Carlos Burón que un irlandés llamado Brendan Rohan se desvió del Camino de Santiago para saber algo más sobre el lugar en el que había sido enterrado su compatriota. Sólo pudo ver la placa que recuerda al histórico irlandés en un callejón, así que se dirigió al Ayuntamiento pensando que podría obtener más pistas del lugar aproximado donde estaba enterrado el histórico líder. Allí le pusieron en contacto con Juan Carlos Urueña, coautor junto al propio Burón de un riguroso estudio publicado hace tiempo sobre el Valladolid desaparecido. Allí estuvo la tumba de Colón No queda ni rastro del Convento de San Francisco, demolido en 1836 como consecuencia de la desamortización y en una de cuyas capillas nobles se cree que pudo ser enterrado O’Donnell, según una biografía escrita en gaélico por su primo en 1617. Los investigadores se animaron a reconstruir la planta del monasterio a partir de un mapa muy esquemático de 1810 y superponerlo en el plano del Valladolid actual. El objetivo era determinar el lugar exacto donde se encontraba cada uno de los espacios del convento, entre ellos la citada capilla, donde también recibió sepultura Cristóbal Colón antes de que sus restos fueran trasladados a Sevilla y donde se cree que estaba el famoso líder irlandés. Cuando el alcalde Óscar Puente anunció las obras de peatonalización de la calle Constitución, bajo la que podía estar la conocida como Capilla de las Maravillas, Urueña y Burón plantearon al Consistorio el proyecto de excavación, explica Carlos Burgos, presidente de la Asociación Hispano-Irish, nacida hace 12 años para indagar la épica historia de O’Donnell, al que se conoce como el «Cid irlandés». ¿Y por qué este histórico personaje de la isla esmeralda acabó enterrado en Valladolid? El líder del clan de los O’Donnell decidió viajar a España -recuerda Burgos- para pedir apoyo a Felipe III, instalado entonces con la corte en Valladolid, frente a la invasión de los ingleses. No era la primera vez que los españoles se ponían del lado de los irlandeses, ya que las tropas de su padre Felipe II habían participado ya en la protección de la isla. El encuentro con el monarca español finalmente se frustró, ya que o’Donnell murió por unas fiebres -oficialmente, ya que otras teorías apuntan a un envenenamiento- mientras estaba hospedado en el Castillo de Simancas. Felipe III, recordando el respeto que su padre tuvo por los irlandeses, ordenó que le enterraran con honores reales en el Convento de San Francisco, cumpliendo su voluntad y por la relación de la familia con los franciscanos -su madre había fundado la abadía de la orden en Irlanda del Norte-. Los muros de la capilla El pasado 18 de mayo comenzaron las excavaciones concluidas esta semana. Los arqueólogos han mostrado cierta sorpresa porque dieron en los primeros días con los que «casi con toda rotundidad» fueron los muros este y oeste de la citada capilla, explica Olatz Villanueva, experta en arqueología urbana. No fue una tarea sencilla -comenzaron en plena fase 0 de la desescalada del Covid-19-, puesto que encontraron en el primer nivel ciertas «intrusiones de época contemporánea que habían alterado el suelo». Finalmente dieron con varios enterramientos, algunos de ellos correspondientes a osarios y una decena de sepulturas con fosa y que en dos casos conservaban madera de los féretros. F. HERAS Hugo O’Donnell anima a esperar al resultado final de las investigaciones O’Donnell sufrió la congelación de los pulgares de ambos pies. Sin embargo esa pista no ha servido por el estado en que se encontraban los restos. A partir de la próxima semana comenzarán los análisis antropológicos de ADN. Aunque O’Donnell, apodado como «el Rojo» -por su pelirroja cabellera- no tuvo descendencia directa, Olatz Villanueva detalla que hay conocimiento de varios descendientes del clan viviendo actualmente en España. Uno de ellos es el historiador de la Real Academia de la Historia, Hugo O’Donnell, que está al tanto del proyecto y con el que ha podido conversar ABC. Comenta que hay preocupación por algunas noticias publicadas sin el debido rigor y considera interesantísimo el proyecto. Como jefe de la casa O‘Donnell y presidente del Consejo de Historiadores Hispano-Irlandés ve, sin embargo, difícil que pueda identificarse un cuerpo como el de Hugh O’Donnell, por lo que apela al final de las investigaciones científicas. Su esperanza está en el buen trabajo de los arqueólogos, la excelente documentación de Simancas y los resultados científicos en labortorio. «Ellos dirán lo que se puede o no afirmar», comenta.
  4. Es difícil imaginar una escena más dolorosa. Es 13 de julio de 1942 y estamos en Issy-l’Évêque, población de la Borgoña francesa. Irène Némirovsky, al ser detenida por la policía del régimen de Vichy por «apátrida de descendencia judía», se despide de sus hijas, de trece y cinco años, diciéndoles: «Me voy de viaje». Aunque en ese momento desconoce que su destino es Auschwitz, sabe que no volverá a verlas. Pero prefiere que Denise y Élisabeth se aferren a la vida que un día su madre soñó para ellas. Apenas un mes después, la escritora muere en el campo de concentración. Las niñas se quedan huérfanas ese mismo año, pues en noviembre su padre, Michel Epstein, es asesinado en la... Ver Más
  5. Tiene cara de bonachón, de no haber roto un plato en su vida, pero cuando la hoguera arrecia, George Lucas es el primero en echar chispas. Hay en el director de Modesto algo turbio, un lado oscuro que recuerda a un tirano. O al menos lo hubo en su despótico comportamiento con David Prowse, el actor que sufrió bajo la guadaña del cineasta repetidas humillaciones mientras daba vida a Darth Vader. Bajo la máscara más célebre de la historia del cine —a medio camino entre un samurái y una escafandra de buzo gótico— se encontraba David Prowse, un antiguo campeón de halterofilia que se valió de su físico para conseguir varios papeles en los años 70. Entre ellos estaba el de matón en «La naranja mecánica», de Stanley Kubrick, varias actuaciones como el monstruo de Frankenstein y el de villano de negra armadura en Star Wars. George Lucas decidió elegir a Prowse por su constitución física (2 metros de altura y 118 kg de peso) y por ser británico, ya que las primeras películas fueron rodadas en un estudio del Reino Unido, pero decidió prescindir de su voz en el montaje final. George Lucas Según declaró más tarde Prowse, no supo que su voz había sido sustituida por la de James Earl Jones hasta la misma sesión de estreno de la película. Al parecer, el director californiano buscaba una voz grave, «oscura», y nunca tuvo intención de usar la del actor inglés que en el rodaje era apodado como «Darth Farmer» («el granjero oscuro») debido a su acento del oeste de Inglaterra. Lucas solo le quería por su cuerpo. La humillación de enterarse en el estreno quebró para siempre la relación entre el actor y el director, que años después acusaría al británico de «bocazas» por contar a la prensa detalles sobre la trama de las películas. Pero el californiano todavía tenía reservado un agravio final para Darth Vader. En el sexto episodio, «El Retorno del Jedi», Lucas mostró la cara del villano ya redimido de sus pecados. Y bajo la máscara no apareció «Darth Farmer», sino el actor también inglés Sebastian Lewis Shaw. La breve aparición del actor y dramaturgo, con más de 65 años de experiencia, se mantuvo en secreto y pocos miembros del reparto conocieron la identidad de Vader hasta el estreno. Además, aunque la escena donde le quitan la máscara a Shaw dura solo dos minutos y siete segundos e incluye menos de 24 palabras de diálogo, el actor se benefició de la fama del personaje y de más correos de seguidores que por ningún otro papel de su carrera. En una segunda escena sin diálogo, Shaw aparece de fondo como un fantasma junto a Yoda y Ben Kenobi (Alec Guinness). Paradójicamente, como si el papel de sith redimido conllevara más miserias que alegrías, Sebastian Shaw fue reemplazado en la escena final de la reedición de 2004 por el actor Hayden Christensen, la versión de Anakin antes de convertirse en Darth Vader. Con este cambio, Lucas pretendió atar la precuela y la trilogía original juntas en una de las decisiones más criticadas por los aficionados de Star Wars. Sin cobrar los beneficios del sexto episodio Mientras Lucas editaba y reeditaba a su antojo, David Prowse aceptó aparecer en un documental titulado «The People Vs. George Lucas», dirigido por Alexandre O. Philippe en el año 2010. Su participación, donde contaba que se sintió ninguneado y humillado durante el rodaje, le costó cara, y sufrió incluso el veto en las convenciones oficiales de «La guerra de las galaxias». Entre sus declaraciones, Prowse denunció que casi cuatro décadas después del estreno de «El retorno del Jedi» sigue sin cobrar parte del dinero pactado con LucasFilm. En concreto, se trata del porcentaje de la recaudación en taquilla que, según George Lucas, no se pudo abonar puesto que no hubo beneficios, a pesar de que la película, con un presupuesto de 32 millones de euros, consiguió unos 475 millones de dólares en 1983. Si Prowse y el resto de actores no recibieron su parte fue por la contabilidad creativa de los productores que hicieron que el saldo fuera oficialmente negativo. Desde su participación en la saga, David Prowse se apartó del mundo del cine, dedicándose a hacer campañas de seguridad vial (encarnaba al popular personaje inglés «Green Cross Code Man») y obras benéficas, lo que le valió el reconocimiento de la Orden del Imperio Británico en el año 2000. No obstante, su situación económica nunca ha sido buena y su salud ha pasado por graves dificultades. La mayor parte de su vida Prowse ha sufrido de artritis. Los primeros síntomas se manifestaron cuando contaba trece años, aunque parecieron desaparecer mientras se dedicó a la halterofilia profesional. En 2001, su brazo izquierdo quedó paralizado y poco después también lo hizo su brazo derecho. A estos problemas hay que añadir un cáncer de próstata que superó en 2009 y, recientemente, un proceso de demencia. «No me importaba lo que fuera, me habría encantado hacer algo en la última saga, incluso aunque solo fuera un cameo. Pero ahora probablemente olvidaría mis diálogos», admitió el intérprete de 79 años durante una entrevista concedida a «The Mirror» hace unos años. En cualquier caso, el inglés es uno de los pocos actores de la trilogía original vivos que no recibió ninguna oferta para participar en la última trilogía.
  6. «Glee» fue una popular serie estadounidense que cosechó un éxito notable durante sus seis años de emisión, entre 2009 y 2015. La comedia, emitida por la cadena Fox, cuenta los esfuerzos de un profesor de un instituto de Ohio para devolverle su viejo esplendor al coro del centro junto a un grupo de estudiantes. Sin embargo, más que por su éxito televisivo «Glee» se ha vuelto célebre por un motivo mucho más lúgubre. Varios de los actores que formaban parte del reparto se han visto inmersos en polémicas de lo más diversas (pornografía infantil, agresiones, abuso de alcohol, drogas y racismo) y dos de ellos acabaron quitándose la vida. Nadie hubiese dicho que entre el elenco de una historia tan inocente pudiese haber seres tan atormentados, pero lo cierto es que no es una situación anómala en la historia del cine y la televisión. Algo parecido sucedió con los jóvenes de la factoría Disney. Por una tesitura semejante pasaron nombres como Bobby Driscoll, que tras participar en «La isla del tesoro» y en «Peter Pan» cayó en la drogadicción y falleció a los 31 años; o Marque Lynche, hundida en la depresión y en el alcohol pese a sus múltiples papeles para la compañía del ratón. Glee La última controversia surgida en torno a la serie tiene que ver nada menos que con su protagonista, Lea Michele. La actriz , que esta semana hizo uso de su cuenta de Twitter para escribir sobre lo ocurrido en EE.UU. con George Floyd, recibió una dura respuesta de parte de una compañera de rodaje, Samantha Ware, que la acusó de haberle hecho la vida imposible: «¡Me muero de risa! ¿Recuerdas cuando hiciste de mi primera aparición en televisión un verdadero infierno? Porque yo nunca lo olvidaré. Creo que les dijiste a todos que si tuvieras la oportunidad, cagarías en mi peluca, entre otras traumáticas microagresiones que me hicieron cuestionar si quería continuar con mi carrera en Hollywood». Comprometida por la repentina confesión de la que fuera su compañera y víctima, Lea Michele terminó pidiendo disculpas a través de una larga reflexión que compartió en su perfil oficial de Instagram, donde lamenta «cualquier daño causado» a la actriz afroamericana. Pero esta no ha sido la primera vez que alguien del reparto de «Glee» acapara titulares. Hace dos años encontraron muerto a Mark Salling, Noah Puckerman en Glee, en la orilla de un río en Sunand, un barrio al norte de Los Ángeles. Según un portavoz de la oficina del médico forense de Los Ángeles, Salling, que tenía 35 años, se quitó la vida ahorcándose. No era la primera vez que el actor se autolesionaba: en octubre de 2017 ya había intentado suicidarse cortándose las venas. Esta primera tentativa tuvo lugar solamente dos semanas después de declararse culpable de poseer más de 50.000 imágenes pornográficas de niños y hasta 600 vídeos de la misma temática. En diciembre de 2015 había sido detenido por este hecho y la condena iba a hacerse pública. Salling se enfrentaba a una pena de entre cuatro y siete años de prisión, además de a la obligación de indemnizar a sus víctimas. No era este el primer problema legal que afrontaba el actor, que en 2013 fue denunciado por su pareja, Roxanne Gorzela, por agresión sexual y tuvo que indemnizarla con 2,7 millones de dólares. Pero la de Salling no era la primera muerte trágica que encajaba el equipo de «Glee». En julio de 2013 Cory Monteith, Finn Hudson en la serie, fue hallado muerto en un hotel de Vancouver tras una sobredosis de alcohol y heroína. El actor ya había intentado en varias ocasiones, sin éxito, superar sus adicciones. Su pareja, Lea Michele, sufrió una fuerte depresión tras su fallecimiento. La actriz Naya Rivera, que daba vida a Santana López en la serie, saltó a las portadas hace tres años tras ser arrestada por agredir a Ryan Dorsey, su expareja. Rivera fue conducida a comisaría y salió en libertad tras pagar una fianza de 1.000 dólares. Su expareja le mostró a la policía un vídeo en el que la actriz le golpeaba en la cabeza y en el labio mientras paseaba junto a su hijo. <blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="en" dir="ltr">Glee actress Naya Rivera arrested on domestic battery charge. Full story on <a href="https://t.co/gLqggB15yU">https://t.co/gLqggB15yU</a> <a href="https://t.co/YqlflJ23T6">pic.twitter.com/YqlflJ23T6</a></p>&mdash; Kalea Gunderson (@KaleaWCHS) <a href="https://twitter.com/KaleaWCHS/status/934664905936003072?ref_src=twsrc%5Etfw">26 de noviembre de 2017</a></blockquote><script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El vídeo de la actriz esposada en comisaría corrió como la pólvora por las redes sociales. De algún modo simboliza el fin de en una etapa y la pérdida definitiva de la inocencia de una generación de actores que no supieron digerir su éxito y terminaron por extraviarse. Susan Hawking, Brittany Pierce en «Glee», y Nancy Motes, asistente de producción de la serie, son otros dos nombres bajo el signo del malditismo, En 2012, Hawking fue víctima de un pirateo a su teléfono móvil y fotos íntimas completamente desnuda fueron colgadas en internet. En 2014, Motes, que además era hermanastra de Julia Roberts, se quitó la vida en su casa de Los Ángeles tras una sobredosis de fármacos. En una carta manuscrita señaló las razones de su suicidio: «Mi madre y mis supuestos hermanos no merecen obtener nada de mí, excepto la certeza de que fueron ellos quienes propiciaron la depresión más profunda que he tenido que afrontar en mi vida».
  7. Antonio Banderas y Carmen Maura se han destacado como los mejores intérpretes de España en la encuesta que ABC ha realizado entre sus lectores. Cerca de 10.000 usuarios han votado por su actor y actriz favorito, ese que te emociona, que te hace reír, que te invita a viajar al corazón del celuloide con un simple gesto. Los nombres del malagueño y la madrileña han sido los favoritos de los lectores de ABC por encima de otros sesenta compañeros de profesión que «competían» por el cariño del público. Antonio Banderas se ha llevado el 25% de los votos, seguido de cerca por Luis Tosar y Antonio de la Torre. Fuera del podio se han quedado Javier Gutiérrez y Jose Coronado. Javier Bardem se cae hasta el sexto puesto, según los usuarios de ABC.es En la categoría femenina la cosa ha estado más igualada. Carmen Maura lidera el ránking con poco más de un diez por ciento de los votos. Le pisan los talones Maribel Verdú, Ana de Armas y Lola Herrera, separadas entre ellas por apenas un puñado de votos. En quinta posición está Concha Velasco, ya más lejos, y en la sexta posición aparace Penélope Cruz, que comparte el mismo puesto entre los usuarios de ABC que su marido en la otra categoría. Siempre en primera línea El palmarés de Carmen Maura da vértigo: Mejor actriz (ex aequo) en el Festival de Cannes en el año 2006 con «Volver», con la que también ganó el Goya a mejor actriz de reparto. Además, tiene 3 premios Goya como mejor actriz protagonista por «La comunidad», «¡Ay, Carmela!», «Mujeres al borde de un ataque de nervios». Carmen Maura Además, es una todoterreno reconocida internacionalmente. En Francia ganó un César a mejor actriz secundaria por «Las chicas de la sexta planta» (2012). Fue, además, reconocida con el premio de honor de la academia de cine europeo a toda una carrera (2018) y ganó la Concha de Plata a la mejor actriz de San Sebastián en el año 2000. Pero además de todos los premios, Carmen Maura es un icono que no ha dejado de trabajar. Y siempre con humildad. En ABC dijo, tras ser invitada a formar parte de la Academia de Hollywood, que no le parecía para tanto. «No es una cosa que me haya emocionado especialmente. O sea, han nombrado a mil nuevos… El reconocimiento está muy bien, e imagino que podría votar, y eso tendrá la ventaja de que algún Oscar más vendrá para España», contó en entrevista con Fernando Muñoz hace un par de años. Y ni la edad le ha conseguido arrancar del primer plano en una profesión que suele esquinar a sus actrices veterana. Ahora prepara la nueva serie de Manolo Caro, «Alguien tiene que morir», que ella protagoniza y que se estrenará en todo el mundo de mano de Netflix. El más grande Antonio Banderas Qué decir de Antonio Banderas. El más internacional de nuestros actores ha vivido en el año 2019 la mejor temporada de toda su carrera. Además de inaugurar su teatro en Málaga, un proyecto al que ha consagrado su vida, ganó el premio a mejor actor de Cannes, el Goya, estuvo nominado al Oscar... Todo por interpretar al «alter ego» de Pedro Almodóvar en «Dolor y gloria». Es tan grande Antonio Banderas que antes de conseguir un Goya como mejor actor protagonista ya había recibido el de Honor y el Premio Nacional de Cinematografía. Además, su nombre está ligado a España, algo de lo que presume allá por donde va, ya sea la meca del cine en Hollywood o la alfombra roja de Cannes. Quizá por eso sea tan querido por los usuarios de ABC.
  8. Este sábado llegaba al mundo la primera hija de Albert Rivera y Malú (él tiene otra niña, Daniela, furto de una relación anerior) y las redes sociales se llenaron de mensajes de cariño hacia los felices papás, que eligieron este espacio virtual para hacer pública la noticia. Uno de los rostros conocidos que quiso felicitar a la pareja fue Amaia Montero, exvocalista de «La Oreja de Van Gogh», un mensaje que sorprendió a todos aquellos que aún no han olvidado el rifirrafe que ambas artistas protagonizaron en el universo 2.0 hace ya unos años. En aquel momento, Montero acusó a Malú de llamarla «gorda». Durante una entrevista en «El Español», en la que hablaba sobre machismo en la industria de la música, Malú explicó que en el mundo de la música no todas las mujeres están cuestionadas por su aspecto físico, su edad o su ropa: «A Adele nadie le dice nada. Sigue ese machismo de que la chica tiene que ser la perfecta, la guapa, la potente y tal. Yo me he negado durante toda mi vida a ese tipo de canon. Y lo de Amaia Montero me parece genial: ¿por qué Amaia tiene que estar delgada? ¿Por qué? ¿Por qué una cantante tiene que estar delgada?». Una día a la que volvía más adelante, mencionando también el cambio físico de Tania Llasera: «Chapó por Tania, chapó por Amaia y chapó por todas las que salen con sus kilos de más y se lo gozan. Porque es como tiene que ser, porque no son modelos. Y son seres humanos, y no todos los seres humanos tienen una 34 ni una 36». Uno podría pensar que sus palabras serían agradecidas por la exvocalista de «La Oreja de Van Gogh» como un apoyo en uno de sus años más difíciles. Pero no. Montero no se tomó así y acudió a Twitter para responder a Malú muy enfadada. Malú no respondió, pero sí lo hicieron algunos de los seguidores de ambas cantantes, quienes aclaraban que quizá Amaia había malentendido a su compañera, mientras otros acusaban a Montero de querer protagonismo, a lo que ella respondió de lo más resuelta con otro mensaje:«Ni protagonismo ni hostias, me ha llamado gorda y punto». Cerca de dos años después, parece que Amaia Montero ha olvidado aquel enfado y ha escrito el siguiente mensaje en sus redes sociales: «Enhorabuena Malú, te deseo toda la felicidad del mundo. No creo que haya nada más grande en este mundo que ser madre».
  9. Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez han protagonizado diversas polémicas a lo largo de las últimas semanas. Confinados durante la mayor parte de la pandemia en un edificio de siete plantas que adquirieron en Madeira, la actitud de la pareja, que ha continuado haciendo una vida relativamente normal a pesar de la situación de emergencia, ha sido cuestionada en numerosas ocasiones. Primero, la «influencer» fue fotografiada al salir de compras en Funchal a pesar de la pandemia. Posteriormente, cuando España e Italia atravesaban probablemente su peor momento durante la crisis del coronavirus, la pareja fue vista también paseando por las calles de Madeira, con dos de sus hijos. Y es que, aunque en Portugal la situación no ha sido tan dramática y, por tanto, las medidas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias han sido más laxas, la población portuguesa no vio con buenos ojos el comportamiento de la pareja cuando la gente hacía todo lo posible por permanecer en sus casas. Ahora, de vuelta a Turín, Georgina y Cristiano han celebrado el cumpleaños de sus mellizos, Eva y Mateo, que han cumplido tres años. Como ya es habitual entre la familia, los pequeños de la casa han disfrutado de una fiesta tematizada, una decoración de ensueño y una montaña de regalos que no ha estado exenta de polémica.<blockquote class="instagram-media" data-instgrm-captioned data-instgrm-permalink="https://www.instagram.com/p/CBDMxvoKZxw/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" data-instgrm-version="12" style=" background:#FFF; border:0; border-radius:3px; box-shadow:0 0 1px 0 rgba(0,0,0,0.5),0 1px 10px 0 rgba(0,0,0,0.15); margin: 1px; max-width:540px; min-width:326px; padding:0; width:99.375%; width:-webkit-calc(100% - 2px); width:calc(100% - 2px);"><div style="padding:16px;"> <a href="https://www.instagram.com/p/CBDMxvoKZxw/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" style=" background:#FFFFFF; line-height:0; padding:0 0; text-align:center; text-decoration:none; width:100%;" target="_blank"> <div style=" display: flex; flex-direction: row; align-items: center;"> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; flex-grow: 0; height: 40px; margin-right: 14px; width: 40px;"></div> <div style="display: flex; flex-direction: column; flex-grow: 1; justify-content: center;"> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 4px; flex-grow: 0; height: 14px; margin-bottom: 6px; width: 100px;"></div> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 4px; flex-grow: 0; height: 14px; width: 60px;"></div></div></div><div style="padding: 19% 0;"></div> <div style="display:block; height:50px; margin:0 auto 12px; width:50px;"><svg width="50px" height="50px" viewBox="0 0 60 60" version="1.1" xmlns="https://www.w3.org/2000/svg" xmlns:xlink="https://www.w3.org/1999/xlink"><g stroke="none" stroke-width="1" fill="none" fill-rule="evenodd"><g transform="translate(-511.000000, -20.000000)" fill="#000000"><g><path d="M556.869,30.41 C554.814,30.41 553.148,32.076 553.148,34.131 C553.148,36.186 554.814,37.852 556.869,37.852 C558.924,37.852 560.59,36.186 560.59,34.131 C560.59,32.076 558.924,30.41 556.869,30.41 M541,60.657 C535.114,60.657 530.342,55.887 530.342,50 C530.342,44.114 535.114,39.342 541,39.342 C546.887,39.342 551.658,44.114 551.658,50 C551.658,55.887 546.887,60.657 541,60.657 M541,33.886 C532.1,33.886 524.886,41.1 524.886,50 C524.886,58.899 532.1,66.113 541,66.113 C549.9,66.113 557.115,58.899 557.115,50 C557.115,41.1 549.9,33.886 541,33.886 M565.378,62.101 C565.244,65.022 564.756,66.606 564.346,67.663 C563.803,69.06 563.154,70.057 562.106,71.106 C561.058,72.155 560.06,72.803 558.662,73.347 C557.607,73.757 556.021,74.244 553.102,74.378 C549.944,74.521 548.997,74.552 541,74.552 C533.003,74.552 532.056,74.521 528.898,74.378 C525.979,74.244 524.393,73.757 523.338,73.347 C521.94,72.803 520.942,72.155 519.894,71.106 C518.846,70.057 518.197,69.06 517.654,67.663 C517.244,66.606 516.755,65.022 516.623,62.101 C516.479,58.943 516.448,57.996 516.448,50 C516.448,42.003 516.479,41.056 516.623,37.899 C516.755,34.978 517.244,33.391 517.654,32.338 C518.197,30.938 518.846,29.942 519.894,28.894 C520.942,27.846 521.94,27.196 523.338,26.654 C524.393,26.244 525.979,25.756 528.898,25.623 C532.057,25.479 533.004,25.448 541,25.448 C548.997,25.448 549.943,25.479 553.102,25.623 C556.021,25.756 557.607,26.244 558.662,26.654 C560.06,27.196 561.058,27.846 562.106,28.894 C563.154,29.942 563.803,30.938 564.346,32.338 C564.756,33.391 565.244,34.978 565.378,37.899 C565.522,41.056 565.552,42.003 565.552,50 C565.552,57.996 565.522,58.943 565.378,62.101 M570.82,37.631 C570.674,34.438 570.167,32.258 569.425,30.349 C568.659,28.377 567.633,26.702 565.965,25.035 C564.297,23.368 562.623,22.342 560.652,21.575 C558.743,20.834 556.562,20.326 553.369,20.18 C550.169,20.033 549.148,20 541,20 C532.853,20 531.831,20.033 528.631,20.18 C525.438,20.326 523.257,20.834 521.349,21.575 C519.376,22.342 517.703,23.368 516.035,25.035 C514.368,26.702 513.342,28.377 512.574,30.349 C511.834,32.258 511.326,34.438 511.181,37.631 C511.035,40.831 511,41.851 511,50 C511,58.147 511.035,59.17 511.181,62.369 C511.326,65.562 511.834,67.743 512.574,69.651 C513.342,71.625 514.368,73.296 516.035,74.965 C517.703,76.634 519.376,77.658 521.349,78.425 C523.257,79.167 525.438,79.673 528.631,79.82 C531.831,79.965 532.853,80.001 541,80.001 C549.148,80.001 550.169,79.965 553.369,79.82 C556.562,79.673 558.743,79.167 560.652,78.425 C562.623,77.658 564.297,76.634 565.965,74.965 C567.633,73.296 568.659,71.625 569.425,69.651 C570.167,67.743 570.674,65.562 570.82,62.369 C570.966,59.17 571,58.147 571,50 C571,41.851 570.966,40.831 570.82,37.631"></path></g></g></g></svg></div><div style="padding-top: 8px;"> <div style=" color:#3897f0; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:550; line-height:18px;"> Ver esta publicación en Instagram</div></div><div style="padding: 12.5% 0;"></div> <div style="display: flex; flex-direction: row; margin-bottom: 14px; align-items: center;"><div> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; height: 12.5px; width: 12.5px; transform: translateX(0px) translateY(7px);"></div> <div style="background-color: #F4F4F4; height: 12.5px; transform: rotate(-45deg) translateX(3px) translateY(1px); width: 12.5px; flex-grow: 0; margin-right: 14px; margin-left: 2px;"></div> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; height: 12.5px; width: 12.5px; transform: translateX(9px) translateY(-18px);"></div></div><div style="margin-left: 8px;"> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; flex-grow: 0; height: 20px; width: 20px;"></div> <div style=" width: 0; height: 0; border-top: 2px solid transparent; border-left: 6px solid #f4f4f4; border-bottom: 2px solid transparent; transform: translateX(16px) translateY(-4px) rotate(30deg)"></div></div><div style="margin-left: auto;"> <div style=" width: 0px; border-top: 8px solid #F4F4F4; border-right: 8px solid transparent; transform: translateY(16px);"></div> <div style=" background-color: #F4F4F4; flex-grow: 0; height: 12px; width: 16px; transform: translateY(-4px);"></div> <div style=" width: 0; height: 0; border-top: 8px solid #F4F4F4; border-left: 8px solid transparent; transform: translateY(-4px) translateX(8px);"></div></div></div></a> <p style=" margin:8px 0 0 0; padding:0 4px;"> <a href="https://www.instagram.com/p/CBDMxvoKZxw/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" style=" color:#000; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:normal; line-height:17px; text-decoration:none; word-wrap:break-word;" target="_blank">La familia es donde comienza la vida y el amor nunca termina. ‍‍‍ Hoy estamos celebrando la vida de Eva y Mateo. Nuestros luceritos cumplen 3 años. Mi sentimiento diario es de plenitud y gratitud a Dios por cuidarnos, darnos salud, amor y mantenernos unidos. Os amo familia. P. D: A ver quién le explica a Alana que no es su cumpleaños... Lo hemos intentado pero se cree que es suyo también Bueno, cada cumpleaños en este hogar lo sentimos como propio, incluso los adultos ❤️ #felicidadmaxima #happybirthday #evaymateo #papas #cristianoronaldo #georginarodriguez @cristiano</a></p> <p style=" color:#c9c8cd; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px; margin-bottom:0; margin-top:8px; overflow:hidden; padding:8px 0 7px; text-align:center; text-overflow:ellipsis; white-space:nowrap;">Una publicación compartida de <a href="https://www.instagram.com/georginagio/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" style=" color:#c9c8cd; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:normal; line-height:17px;" target="_blank"> Georgina Rodríguez</a> (@georginagio) el <time style=" font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px;" datetime="2020-06-05T10:26:14+00:00">5 Jun, 2020 a las 3:26 PDT</time></p></div></blockquote> <script async src="//www.instagram.com/embed.js"></script> «La familia es donde comienza la vida y el amor nunca termina. Hoy estamos celebrando la vida de Eva y Mateo. Nuestros luceritos cumplen 3 años. Mi sentimiento diario es de plenitud y gratitud a Dios por cuidarnos, darnos salud, amor y mantenernos unidos. Os amo familia. P. D: A ver quién le explica a Alana que no es su cumpleaños… Lo hemos intentado pero se cree que es suyo también Bueno, cada cumpleaños en este hogar lo sentimos como propio, incluso los adultos», escribe Georgina junto a una fotografía de la celebración en la que se puede apreciar la gran cantidad de regalos que han recibido los niños. Han sido muchos quienes han felicitado a los pequeños, pero las criticas por este gesto hacia sus hijos también han tenido cabida en el post. «Ni con la mitad de esos juguetes los disfrutarán», escribe un usuario.
  10. Los conflictos entre la Familia Real británica y la prensa no son nuevos, pero tras la aparición de Meghan Markle (38 años) en escena aumentaron considerablemente. Pese a que su salida y la del Príncipe Harry (35) como miembros de los Windsor se hizo oficial el pasado marzo, su impronta continúa e incluso ha salpicado ahora a Catalina de Cambridge (38), esposa del Príncipe Guillermo (37). El último conflicto ha sido tan fuerte, que ha enfrentado directamente al Palacio de Kensington, residencia oficial de los Cambridge, y a la revista «Tatler», un medio que curiosamente se caracteriza por ser uno de los favoritos de la realeza y que está editorialmente lejos de los tabloides sensacionalistas que incluso han sido demandados ante los tribunales desde los tiempos de la Princesa Diana. Ahora, sin embargo, algo ha cambiado. Un artículo publicado en la revista hace solo unos días titulado «Catalina la Grande», lleno de críticas y hasta burlas a la que en algún momento será Reina consorte al estar casada con el segundo en la línea de sucesión al Trono, provocó que Kensington amenazara a la publicación con acciones legales. El medio, sin embargo, ha defendido su postura, así como a la periodista que escribió el artículo. Pero ¿qué tiene que ver Meghan en esto si se supone que está ya disfrutando de su nueva vida de Estados Unidos? El «Daily Mail» publicó que la autora del artículo, la periodista Anna Pasternak, es amiga de Vanessa Mulroney, exredactora de «Tatler» y cuñada de la mejor amiga de Meghan, la diseñadora Jessica Mulroney (40). Meghan ha sido acusada anteriormente de pedirle a Jessica y a otros amigos su intervención para garantizar que algunos periodistas escribieran historias que le fueran favorables, aunque nadie pensó que eso incluiría atacar a Catalina. Pasternak, por su parte, tiene debilidad por los conflictos familiares y se hizo famosa con un libro sobre la historia de amor de la princesa Diana con el capitán James Hewitt, publicado cuando Guillermo tenía solo 12 años, y también escribió otro sobre Wallis Simpson, cuya historia de amor con Eduardo VIII lo llevó a renunciar al Trono. También es la autora de un artículo titulado «Para que la historia no se repita, Meghan debe aprender de Wallis Simpson». Lo que se esconde En el texto sobre Catalina, Pasternak cita a fuentes anónimas que atacan a la Duquesa por su delgadez, su trabajo o la educación de sus hijos. Y aunque no hay pruebas de que Markle haya tenido algo que ver, al menos de forma directa, con la publicación que según una fuente «ha causado mucho dolor» a Catalina, «The Sun» asegura que el editor de «Tatler», Richard Dennen (38), afirmó al asumir el puesto: «Estoy obsesionado con Meghan». Y añadió, refiriéndose a una de sus precedesoras, que «Tina Brown tuvo a la Princesa Diana, yo tengo a Meghan Markle». «El editor en jefe Richard Dennen respalda los informes de Pasternak y sus fuentes», dijo la revista en su respuesta al Palacio de Kensington, que supuestamente serían cercanas a Markle. Otras fuentes señalaron a «The Sun» que «Kate sigue herida y molesta por el artículo» y que además «se siente traicionada, ya que Richard había sido un amigo en St. Andrews. Kate no vio venir esto». La amistad entre Dennen y Catalina durante los años universitarios fue tan cercana, que incluso hay fotos de unas vacaciones que pasaron juntos en el 2004. «Hay muchas preguntas sin respuesta, particularmente quién le dijo estas cosas a ‘‘Tatler’’, porque sus verdaderas amigas nunca hablarían así de ella», se preguntó la fuente. Ingrid Seward, editora de la revista «Majesty», considera que el artículo fue ideado «para derribarla». Una nueva batalla legal podría estar a punto de estallar, con Catalina como protagonista y probablemente muy a su pesar, ya que desde que llegó a la Familia Real se ha esforzado por mantener un perfil bajo y ceñirse a las normas de la Corona.

Programa Comunic@

Fondo social Web

Recursos TIC

Biblioteca Escolar

RAYUELA

rayuela1

Recomendamos

Spanish Afrikaans Arabic Catalan Chinese (Traditional) Dutch English French Galician German Greek Hebrew Hindi Icelandic Irish Italian Japanese Portuguese Russian Serbian

¿Quén está en línea?

Hay 28 invitados y ningún miembro en línea